Turismo en Caleta    Turismo en la zona Turismo  Turismo en Santa Cruz   Lugares turisticos  Para escaladores Ciudades Santacruceñas Historia de santa cruz

Le presentamos a la localidad mas joven de la Argentina que lleva el nombre del cerro que la vigila como un centinela: el Chaltén o Fitz Roy de 3374 m. SNM que junto a la aguja del cerro Torre constituyen una de las atracciones mas peligrosas y concurridas por los mejores escaladores del mundo. Toda una masa de granito que está circundada por un glaciar hace que la escalada mixta sea la indicada para poder alcanzar la tan esperada cumbre.

Se ubica en el extremo sudoeste de la provincia de Santa Cruz

  E L    C H A L T E N

Es la localidad mas joven de la Argentina, ubicada en la zona comprendida entre el Lago Viedma, cero Fitz Roy, cerro Torre, río Eléctrico, río de las Vueltas, y demás agujas y torres del lugar, distante de El Calafate unos 216km. Pudiéndose acceder por Ruta Nacional N°40, Ruta Provincial N°11 y Ruta Provincial N°23.Tomándolo como un circuito turístico desde El Calafate es muy interesante desde la partida ya que al tomar la R.N. N°40 dirección norte, la misma atraviesa las morenas glaciarias que forman el cierre del Lago Argentino. Se cruza el Río Santa Cruz por el puente del Paso Charles Fuhr y mas adelante se ve la desembocadura del río La Leona en el Lago Argentino

Cuando se comienza a divisar el Lago Viedma se tiene como telón de fondo la majestuosidad del cerro Fitz Roy de 3375m. SNM y los cerros y agujas que lo acompañan. Se bordea la costa norte del Lago Viedma (con vista del Glaciar Viedma) y al cruzar el caudaloso Río de Las Vueltas se entra al Parque Nacional Los Glaciares. Unos kilómetros mas adelante se llega a la Seccional Lago Viedma, donde se puede pedir información de la zona a los guarda parques. En el lugar se pueden realizar excursiones acompañadas por guías de montaña o bien para los que se aventuran con un poco de experiencia, pueden realizar las visitas a los puntos de interés siguiendo las indicaciones de los mapas y los senderos.

LAGUNA TORRE

Imponente vista de los cerros Torre, Egger, Standhart, Adelas Y Solo, desde el campamento base Jim Bridwell, en las nacientes del Río Fitz Roy. Sobre las aguas de la laguna flotan témpanos provenientes del glaciar Grande que lo alimenta. A 10km., y luego de tres horas de caminata se llega a la Laguna frente al cerro Torre (uno de los más difíciles de escalar del mundo). El sendero comienza atravesando un bosque de lengas donde es habitual ver pájaros carpinteros de boina colorada y bandadas de cotorras. Mas adelante se pasa por varias morenas producidas por el glaciar de cerro Torre durante la glaciación, y por un pequeño valle donde la vegetación esta constituida por lengas que alcanzan dos metros de altura.

Después de dos horas de marcha, el sendero comienza a bordear el río Fitz Roy en un tramo de 500m, donde frecuentemente se puede observar patos de los torrentes. Luego se ingresa a un bosque de lengas formado por árboles centenarios, utilizado como campamento base por los andinistas de todo el mundo que habitualmente visitan el lugar. La senda continua por la morena que rodea a la Laguna Torre por su margen derecha, terminando en el denominado campamento Base Maestri. Desde la morena se observa una magnifica vista panorámica de la Laguna Torre, el glaciar de Las Adelas y el Glaciar Grande, los cerros Torre, Egger y Standhart.

La duración total del recorrido es de aproximadamente 6 (seis) horas.

Ubicación 

Próxima al rincón sudoeste del territorio argentino, un área de privilegio por sus características naturales, contiene lo que sin duda es una de las maravillas escénicas del mundo.
El Parque Nacional Los Glaciares se halla constituido fundamentalmente por el lago Argentino y sus alrededores, junto con los ríos helados que en número de trece, desde el Hielo Continental descienden hacia aquél, y el lago Viedma. Se extiende sobre 600.000 ha y más de la cuarta parte - 154.100 ha – conforman el área de Reserva Nacional, dividida en tres porciones. Su creación se debe también a la Ley Nº 13.895, que en 1937 amplió considerablemente la lista de los parques nacionales.
Durante su histórico periplo, Charles Darwin remontó el río Santa Cruz en 1833, emprendiendo su retirada desde un punto en el que observó una gran cordillera nevada más al oeste, sin descubrir el lago Argentino. Fue en 1873 que el Teniente de Marina Valentín Feilberg llega a las costas de lo que él cree es el lago Viedma. La detección del error se produce cuatro años más tarde, cuando el Perito Francisco P. Moreno lo bautiza en homenaje a la bandera nacional, debido al color celeste turquesa de sus aguas, separado del celestial por la blanca faja de los hielos.

Sobre las altas cumbres de la cordillera de los Andes y a lo largo de unos 350 Km, las grandes tormentas de nieve durante todo el año producen mayor acumulación que derretimiento, conformando una cuenca de alimentación donde la nieve va transformándose en hielo y generando el gigantesco campo del Hielo Continental. Ello ocurre en un valle de altura, con todas las características panorámicas y climáticas del Antártico, con fuertes vientos, capas heladas que cubren los diversos horizontes geológicos, y algún agudo pico emergente, demasiado empinado para retener nieve o hielo, denominado nunatak. La masa gélida llena las hoyas, cubre incluso montañas, y por fin desborda, fluyendo por gravedad y empujada por la presión desde atrás, por valles precipitosos o más suaves según los casos, hasta que estos glaciares ya encauzados llegan a ambientes más templados –por debajo del límite nival - donde se equilibran la fusión y el aporte del caudal helado. La característica sólida pero plástica del hielo hace que este flujo sea lento, mensurable en metros por año, mientras que su peso y el detritus de rocas –morenas- en el lecho profundizan los valles, dándoles la típica forma de "U". Donde franjean accidentes en los cauces o confluyen tributarios, los glaciares se fracturan, se desmenuzan y agudos seracs – bloques o pirámides de hielo- aparecen entre las grietas. Luego, en pronunciada caída, estos glaciares llegan al nivel de la superficie de los lagos, en el lago Argentino sólo unos 185 msnm, siendo allí –donde las fuerzas de la Naturaleza establecen su balance al producirse desprendimientos que equilibran el flujo- que se los puede observar desde muy ceca.

Glaciar Perito Moreno

El más conocido e imponente, al que se accede fácilmente por vehículos es el Glaciar Moreno, que se expande sobre las aguas del Brazo Sur del lago, con frente de unos 5 km. Se halla aproximadamente a 80 km. al oeste de la localidad de El Calafate. En 1947, por primera vez y desde entonces, su agresivo avance llegó a atravesar el Canal de los Témpanos - donde los trozos desprendidos navegan- varándose en tierra firme en la punta de la península de Magallanes. Invadió como una gigantesca topadora el bosque de lengas, cortando el drenaje natural de toda la parte sur del lago, el Brazo Rico. Subieron las aguas e invadieron los valles, quedando incluso casas debajo del nuevo espejo formado, donde flotaban islas de turba sobre las cuales habían alambrados y ovejas. Los intentos para hacer volar este dique natural de hielo mediante explosivos no tuvieron éxito, y al final fue la presión del desnivel hídrico la que produjo filtraciones y lo partió. El fenómeno suele producirse ahora cada tres años subiendo el nivel de las aguas hasta 19 metros sobre lo normal. La fractura, socavado y posterior ruptura del glaciar varado resulta un espectáculo inolvidable. En su frente, los hielos tienen una altura de más de 60 m sobre el agua, y de este yerto acantilado caen continuamente trozos de diversos tamaños, produciendo sonidos retumbantes solo comparables al de las tormentas o las batallas de artillería.